martes, 27 de diciembre de 2016

EL RUIDO DE LA CALLE; Europa de los pájaros

RAÚL DEL POZO: 27/12/2016



Cuando aún no éramos niños europeos apedreábamos a los perros, hacíamos putadas a los gatos y cazábamos pájaros con criba en los nevazos, entre lagartijas verdes y escuerzos. Los pájaros testigos de la aurora, los burlones colibríes, los mirlos de azabache iban a picar los granos que les poníamos y quedaban atrapados cuando tirábamos de la cuerda y caía la criba ladeada. Ahora Europa, nuestra maestra, nos ha reeducado y además de vigilar la moneda, cuida de los pájaros, aunque ellos saben cuidarse solos, un poco más solos porque este año se han quedado sin Harper Lee, la autora de Matar a un ruiseñor. La gran dama escribió: «Los ruiseñores no hacen otra cosa que crear música; no se comen los jardines de la gente, no hacen nidos en los graneros, no hacen otra cosa que cantar su corazón para nosotros. Es por eso que es un pecado matar a un ruiseñor».

Cuando aún no éramos niños europeos apedreábamos a los perros, hacíamos putadas a los gatos y cazábamos pájaros con criba en los nevazos, entre lagartijas verdes y escuerzos. Los pájaros testigos de la aurora, los burlones colibríes, los mirlos de azabache iban a picar los granos que les poníamos y quedaban atrapados cuando tirábamos de la cuerda y caía la criba ladeada. Ahora Europa, nuestra maestra, nos ha reeducado y además de vigilar la moneda, cuida de los pájaros, aunque ellos saben cuidarse solos, un poco más solos porque este año se han quedado sin Harper Lee, la autora de Matar a un ruiseñor. La gran dama escribió: «Los ruiseñores no hacen otra cosa que crear música; no se comen los jardines de la gente, no hacen nidos en los graneros, no hacen otra cosa que cantar su corazón para nosotros. Es por eso que es un pecado matar a un ruiseñor».

Ya saben lo que dijo el poeta del borriquito: nos iremos y seguirán los pájaros cantando; quizás volverán a ser lo que fueron: dinosaurios. Los pájaros son capaces de surcar el largo cielo durmiendo y sólo se han extinguido unas 200 de las más de 10.000 especies, a pesar de la civilización del hormigón y los pesticidas, la contaminación del aire, los niños del chicle y las escopetas de balines. Europa mira a las aves del cielo, desde el pequeño petirrojo a la gigantesca avestruz y nos envía recados para decirnos que no seamos crueles y dejemos de cazar o achicharrar a los pájaros que cantan y a los que sólo vuelan.

Se ocupan menos de los emigrantes -el Mediterráneo se ha tragado 5.000- que de las aves, pero está bien que avisen a los furtivos que hacen redadas para llevar a las jaulas o a las tiendas cientos de miles de jilgueros, pinzones, verderones y alondras. Los silvestristas, un sindicato de maestros cantores que atrapan aves para educarles el trino, denuncian las capturas ilegales, pero la UE también amenaza con expedientes sancionadores a los silvestristas y a todos los que quieren callar a los pájaros que despertaban a Fray Luis de León «con su cantar sabroso no aprendido».

Los augures utilizaban pájaros para sus videncias, la paloma trae las órdenes del Espíritu Santo, Salomón entendía su lenguaje -aprendió de su padre David, pastor- y utilizaba la abubilla como mensajera. San Francisco les predicaba; sus trinos eran el argot secreto de los trovadores, y en España aún quedan salvajes que los echan a la sartén. Sólo los ruiseñores burlan la matanza o el cautiverio porque huyen de los parques urbanos y vuelven al sotobosque, a la espesura y a los zarzales. El ruiseñor sigue siendo el divo de los pájaros cantores con su fina maestría. El pájaro «no nacido para la muerte» (Keats), aunque cante sin esperanza, ha pasado a la clandestinidad para sobrevivir. Pío Baroja los describe como la romanza de la noche: «Surge y se oculta, y encanta la oscuridad con su gorjeo . Y deja en el alma una alegría melancólica parecida a un dolor, y una tristeza suave algo semejante a un placer».

El Mundo:

http://www.elmundo.es/opinion/2016/12/27/586175a3e5fdeae45f8b465b.html

EL RUIDO DE LA CALLE; Europa de los pájaros

RAÚL DEL POZO: 27/12/2016



Cuando aún no éramos niños europeos apedreábamos a los perros, hacíamos putadas a los gatos y cazábamos pájaros con criba en los nevazos, entre lagartijas verdes y escuerzos. Los pájaros testigos de la aurora, los burlones colibríes, los mirlos de azabache iban a picar los granos que les poníamos y quedaban atrapados cuando tirábamos de la cuerda y caía la criba ladeada. Ahora Europa, nuestra maestra, nos ha reeducado y además de vigilar la moneda, cuida de los pájaros, aunque ellos saben cuidarse solos, un poco más solos porque este año se han quedado sin Harper Lee, la autora de Matar a un ruiseñor. La gran dama escribió: «Los ruiseñores no hacen otra cosa que crear música; no se comen los jardines de la gente, no hacen nidos en los graneros, no hacen otra cosa que cantar su corazón para nosotros. Es por eso que es un pecado matar a un ruiseñor».

Cuando aún no éramos niños europeos apedreábamos a los perros, hacíamos putadas a los gatos y cazábamos pájaros con criba en los nevazos, entre lagartijas verdes y escuerzos. Los pájaros testigos de la aurora, los burlones colibríes, los mirlos de azabache iban a picar los granos que les poníamos y quedaban atrapados cuando tirábamos de la cuerda y caía la criba ladeada. Ahora Europa, nuestra maestra, nos ha reeducado y además de vigilar la moneda, cuida de los pájaros, aunque ellos saben cuidarse solos, un poco más solos porque este año se han quedado sin Harper Lee, la autora de Matar a un ruiseñor. La gran dama escribió: «Los ruiseñores no hacen otra cosa que crear música; no se comen los jardines de la gente, no hacen nidos en los graneros, no hacen otra cosa que cantar su corazón para nosotros. Es por eso que es un pecado matar a un ruiseñor».

Ya saben lo que dijo el poeta del borriquito: nos iremos y seguirán los pájaros cantando; quizás volverán a ser lo que fueron: dinosaurios. Los pájaros son capaces de surcar el largo cielo durmiendo y sólo se han extinguido unas 200 de las más de 10.000 especies, a pesar de la civilización del hormigón y los pesticidas, la contaminación del aire, los niños del chicle y las escopetas de balines. Europa mira a las aves del cielo, desde el pequeño petirrojo a la gigantesca avestruz y nos envía recados para decirnos que no seamos crueles y dejemos de cazar o achicharrar a los pájaros que cantan y a los que sólo vuelan.

Se ocupan menos de los emigrantes -el Mediterráneo se ha tragado 5.000- que de las aves, pero está bien que avisen a los furtivos que hacen redadas para llevar a las jaulas o a las tiendas cientos de miles de jilgueros, pinzones, verderones y alondras. Los silvestristas, un sindicato de maestros cantores que atrapan aves para educarles el trino, denuncian las capturas ilegales, pero la UE también amenaza con expedientes sancionadores a los silvestristas y a todos los que quieren callar a los pájaros que despertaban a Fray Luis de León «con su cantar sabroso no aprendido».

Los augures utilizaban pájaros para sus videncias, la paloma trae las órdenes del Espíritu Santo, Salomón entendía su lenguaje -aprendió de su padre David, pastor- y utilizaba la abubilla como mensajera. San Francisco les predicaba; sus trinos eran el argot secreto de los trovadores, y en España aún quedan salvajes que los echan a la sartén. Sólo los ruiseñores burlan la matanza o el cautiverio porque huyen de los parques urbanos y vuelven al sotobosque, a la espesura y a los zarzales. El ruiseñor sigue siendo el divo de los pájaros cantores con su fina maestría. El pájaro «no nacido para la muerte» (Keats), aunque cante sin esperanza, ha pasado a la clandestinidad para sobrevivir. Pío Baroja los describe como la romanza de la noche: «Surge y se oculta, y encanta la oscuridad con su gorjeo . Y deja en el alma una alegría melancólica parecida a un dolor, y una tristeza suave algo semejante a un placer».

El Mundo:

http://www.elmundo.es/opinion/2016/12/27/586175a3e5fdeae45f8b465b.html

jueves, 8 de diciembre de 2016

Fundación Artemisan, presentación.

Un Silvestrista en el Valle del Almanzora ha compartido un vídeo contigo en YouTube.


En el video de presentación de la Fundación Artemisan resaltamos los objetivos fundamentales de su creación : promover la investigación y la comunicación de la caza, así como dar solución a algunos de los problemas que el sector cinegético afronta en España. La Fundación Artemisan impulsa estudios e informes que ayudan a tener un mejor conocimiento del rol que desempeña la caza en el equilibrio del ecosistema y su impacto en la economía, así como de las distintas poblaciones de especies y su hábitat, entre otros.
©2016 YouTube, LLC 901 Cherry Ave, San Bruno, CA 94066

Fundación Artemisan, presentación.

Un Silvestrista en el Valle del Almanzora ha compartido un vídeo contigo en YouTube.


En el video de presentación de la Fundación Artemisan resaltamos los objetivos fundamentales de su creación : promover la investigación y la comunicación de la caza, así como dar solución a algunos de los problemas que el sector cinegético afronta en España. La Fundación Artemisan impulsa estudios e informes que ayudan a tener un mejor conocimiento del rol que desempeña la caza en el equilibrio del ecosistema y su impacto en la economía, así como de las distintas poblaciones de especies y su hábitat, entre otros.
©2016 YouTube, LLC 901 Cherry Ave, San Bruno, CA 94066

martes, 6 de diciembre de 2016

Van apareciendo como setas declaraciones de Personas Non Gratas

"Actualmente empiezan a aparecer como setas entidades y ayuntamientos que deciden declarar o iniciar expedientes de Personas Non Gratas a Activistas, Ecologistas y Entidades relaccionadas con el ecologismo versus animalismo, por algo será, siembra tormentas y recogerás..."

Isla Mayor inicia el expediente para declarar persona non grata a Ecologistas en Acción

El Ayuntamiento de Isla Mayor ha aprobado en Pleno iniciar un expediente de nombramiento de persona non grata a Ecologistas en Acción, después de que el colectivo haya recurrido en los tribunales la orden sobre el Plan de Control del Cangrejo Rojo en las Marismas del Guadalquivir. El Consistorio lo considera "un ataque directo" al sector pesquero local y al "futuro económico y laboral de sus vecinos", ya que la especie es uno de sus "pilares". También va a estudiar iniciar "acciones judiciales" contra el colectivo. En concreto, quiere presentar una "reclamación por los daños y perjuicios económicos que el recurso puede originar entre los vecinos".
El acuerdo plenario incluye la reclamación al Gobierno central y a la Junta para que no se "concedan nuevas ayudas" a Ecologistas en Acción y el dinero se destine a políticas activas de empleo. Según el alcalde, Juan Molero (PSOE), a diferencia del recurso que se elevó ante el Tribunal Supremo contra disposiciones del decreto que regula el Catálogo español de especies exóticas invasoras (que firmaron varias organizaciones y afectaba a varias especies en diversos territorios), el paso dado por Ecologistas en Acción se considera un "ataque directo" a esta zona. El grupo defiende que ese plan de control es una "burda regulación administrativa" de la actividad comercial que ya se hacía y que el aprovechamiento del animal sólo es posible mediante un "cultivo confinado" y con autorización de la UE.
La asociación que agrupa a las empresas del sector, Apebagua, se ha personado en el contencioso y está a la espera que conocer el contenido. Su presidente, Valentín Murillo, subraya que comparten las leyes para evitar la propagación de especies exóticas invasoras, pero que es algo que debe hacerse en estadios muy iniciales. En el caso del cangrejo rojo en esta zona (introducido en 1974), eliminarlo no sólo sería complejo, sino que tendría perjuicios económicos y ambientales porque se ha integrado en la cadena trófica.

DIARIO DE SEVILLA
http://www.diariodesevilla.es/provincia/Isla-Mayor-expediente-Ecologistas-Accion_0_1087691721.html

Van apareciendo como setas declaraciones de Personas Non Gratas

"Actualmente empiezan a aparecer como setas entidades y ayuntamientos que deciden declarar o iniciar expedientes de Personas Non Gratas a Activistas, Ecologistas y Entidades relaccionadas con el ecologismo versus animalismo, por algo será, siembra tormentas y recogerás..."

Isla Mayor inicia el expediente para declarar persona non grata a Ecologistas en Acción

El Ayuntamiento de Isla Mayor ha aprobado en Pleno iniciar un expediente de nombramiento de persona non grata a Ecologistas en Acción, después de que el colectivo haya recurrido en los tribunales la orden sobre el Plan de Control del Cangrejo Rojo en las Marismas del Guadalquivir. El Consistorio lo considera "un ataque directo" al sector pesquero local y al "futuro económico y laboral de sus vecinos", ya que la especie es uno de sus "pilares". También va a estudiar iniciar "acciones judiciales" contra el colectivo. En concreto, quiere presentar una "reclamación por los daños y perjuicios económicos que el recurso puede originar entre los vecinos".
El acuerdo plenario incluye la reclamación al Gobierno central y a la Junta para que no se "concedan nuevas ayudas" a Ecologistas en Acción y el dinero se destine a políticas activas de empleo. Según el alcalde, Juan Molero (PSOE), a diferencia del recurso que se elevó ante el Tribunal Supremo contra disposiciones del decreto que regula el Catálogo español de especies exóticas invasoras (que firmaron varias organizaciones y afectaba a varias especies en diversos territorios), el paso dado por Ecologistas en Acción se considera un "ataque directo" a esta zona. El grupo defiende que ese plan de control es una "burda regulación administrativa" de la actividad comercial que ya se hacía y que el aprovechamiento del animal sólo es posible mediante un "cultivo confinado" y con autorización de la UE.
La asociación que agrupa a las empresas del sector, Apebagua, se ha personado en el contencioso y está a la espera que conocer el contenido. Su presidente, Valentín Murillo, subraya que comparten las leyes para evitar la propagación de especies exóticas invasoras, pero que es algo que debe hacerse en estadios muy iniciales. En el caso del cangrejo rojo en esta zona (introducido en 1974), eliminarlo no sólo sería complejo, sino que tendría perjuicios económicos y ambientales porque se ha integrado en la cadena trófica.

DIARIO DE SEVILLA
http://www.diariodesevilla.es/provincia/Isla-Mayor-expediente-Ecologistas-Accion_0_1087691721.html

Ya mismo

Ya mismo

Ya mismo

lunes, 28 de noviembre de 2016

Miguel del Pino/ El final del silvestrismo. El silvestrismo consiste en la captura, con redes u otras artes más o menos sofisticadas, de pájaros vivos para los concursos de canto y el posible cruzamiento con canarias.



2016-11-27







La diversidad de leyes de protección de la naturaleza en las diferentes Comunidades Autonómicas españolas puede crear confusionismo y dificultades a la hora de tomar medidas eficaces. La caza de pájaros para la práctica del silvestrismo es un claro ejemplo de ello.


El silvestrismo es una afición muy arraigada en España y otros países mediterráneos y del norte de África. Consiste en la captura, con redes u otras artes más o menos sofisticadas, de pájaros vivos para los concursos de cantoy el posible cruzamiento con canarias para la obtención de híbridos llamados mixtos en el argot de los pajareros.






El Convenio de Berna prohibió muchas de estas prácticas cinegéticas ancestrales, como la caza de perdiz con reclamo o el empleo de hurones para capturar a los conejos por un método tan cruel y poco selectivo como la entrada en la madriguera de una de estas fierecillas domesticadas al respecto. La caza con trampas también figura entre las prohibiciones establecidas por dicho Convenio europeo.





Las especies afectadas por la caza con red para el silvestrismo pertenecen a la familia de los fringílidos, que son pájaros granívoros susceptibles de ser mantenidos en cautividad si son objeto de los cuidados adecuados. A esta familia pertenece también el popularísimo canario, rey de los pájaros domésticos.







Como prueba de la antigüedad del mantenimiento de fringílidos en jaula, se cita el hallazgo de los caballeros normandos Juan de Bethencourt y Gadifer La Sallecuando exploraron hace más de quinientos años el archipiélago canario para incorporar las "Islas afortunadas" a la corona de Castilla, siguiendo instrucciones del rey Juan II. Comprobaron entonces que los guanches mantenían en sus hogares canarios cautivos para deleitarse con su canto, e importaron estos ejemplares a Europa donde se multiplicaron con gran rapidez.


En España se ha practicado tradicionalmente otros tipos de capturas de pájaros, no sólo granívoros, sino también insectívoros, principalmente por medio de trampas cebadas con insectos. Esta reprobable práctica venía cobrándose la vida de más de cuatro millones de pajarillos anualmente, hasta que la entrada en vigor del Convenio de Berna, y el celo y diligencia del Seprona, fueron dando al traste con semejante desatino.


En la actualidad la práctica legal del silvestrismo, es decir, de la captura sin muerte de granívoros, afecta al jilguero, al pardillo y al verderón; el resto de los fringílidos, como lúganos, verdecillos o pinzones son especies rigurosamente protegidas.
Pagan justos por pecadores


En las diferentes Comunidades Autonómicas el cerco sobre los cazadores legales con red se va estrechando y cada vez son más estrictas las prohibiciones y las vedas. Me informan de fuentes ornitológicas que los días de esta actividad están contados y que la captura de fringílidos con red está a punto de pasar a la historia.


Si ello fuera así no cabe duda de que se pondría coto a muchos excesos, como la captura masiva con finalidad gastronómica o para la exportación a otros países. Desde luego el consumo de pájaros, de los antaño populares "pajaritos fritos", no sólo es una barbaridad cultural sino también sanitaria, ya que las fuentes de contaminación por las que atraviesan durante sus largos viajes migratorios son diversas e incontrolables.


La situación legal actual en la mayor parte de las Comunidades, Madrid entre ellas, era en este momento muy diferente a la de los tiempos de las capturas masivas. Durante las últimas temporadas, cada cazador, provisto de su correspondiente licencia, sólo podía capturar un número muy reducido de ejemplares durante la breve temporada de paso migratorio. Dicen estos aficionados que, de prohibirse totalmente su actividad y terminar con su afición, habrán pagado justos por pecadores.


Se habrán terminado los concursos de canto en pleno campo como actualmente se vienen desarrollando, pero esto no quiere decir que no continúen las capturas de fingílidos, ahora de manera ilegal, con aumentos en el expolio de nidos o en la falsificación de anillas simulando que los ejemplares proceden de la crianza en cautividad.


Precisamente la cría en cautividad es la solución que proponen las autoridades conservacionistas y la Sociedad Española de Ornitología. Se trata de una simple utopía, ya que la aclimatación de fringílidos silvestres hasta el punto de llegar a anidar y reproducirse en jaula o voladora está actualmente al alcance de muy pocos especialistas.


En algunos países, como Holanda, donde se crían especies muy variadas en grandes instalaciones donde los pájaros reproductores gozan de semi-libertad, se seguirán obteniendo ejemplares que se anillarán legalmente, pero alcanzarán precios astronómicos al llegar al mercado en número muy escaso.


Sería importante que en España se intentara la crianza científica en grandes instalaciones, como zoológicos o Centros de Recuperación, al menos de jilgueros, pardillos y verderones. Hace casi cincuenta años Félix Rodríguez de la Fuente me hizo una sugerencia en este sentido, adelantándose con su gran intuición a la amenaza de prohibición de la caza legal que se cierne ahora sobre los silvestristas.


Hay que reconocer que es necesario acabar con las capturas a gran escala, pero no lo es menos que el caudal de conocimientos prácticos que atesoran los silvestristas no es ni mucho menos despreciable. Conocen las necesidades alimentarias, las enfermedades, la genética y toda clase de detalles sobre las costumbres de las especies objeto de su afición. Mantener el control actual, incluso aumentando las restricciones y seguir confiando en el celo del Seprona en la vigilancia, parece mucho más inteligente y práctico que una prohibición total con la incomprensión por parte de las autoridades que los buenos silvestristas no merecen.


http://www.libertaddigital.com/opinion/miguel-del-pino/el-final-del-silvestrismo-80716/

Miguel del Pino/ El final del silvestrismo. El silvestrismo consiste en la captura, con redes u otras artes más o menos sofisticadas, de pájaros vivos para los concursos de canto y el posible cruzamiento con canarias.



2016-11-27







La diversidad de leyes de protección de la naturaleza en las diferentes Comunidades Autonómicas españolas puede crear confusionismo y dificultades a la hora de tomar medidas eficaces. La caza de pájaros para la práctica del silvestrismo es un claro ejemplo de ello.


El silvestrismo es una afición muy arraigada en España y otros países mediterráneos y del norte de África. Consiste en la captura, con redes u otras artes más o menos sofisticadas, de pájaros vivos para los concursos de cantoy el posible cruzamiento con canarias para la obtención de híbridos llamados mixtos en el argot de los pajareros.






El Convenio de Berna prohibió muchas de estas prácticas cinegéticas ancestrales, como la caza de perdiz con reclamo o el empleo de hurones para capturar a los conejos por un método tan cruel y poco selectivo como la entrada en la madriguera de una de estas fierecillas domesticadas al respecto. La caza con trampas también figura entre las prohibiciones establecidas por dicho Convenio europeo.





Las especies afectadas por la caza con red para el silvestrismo pertenecen a la familia de los fringílidos, que son pájaros granívoros susceptibles de ser mantenidos en cautividad si son objeto de los cuidados adecuados. A esta familia pertenece también el popularísimo canario, rey de los pájaros domésticos.







Como prueba de la antigüedad del mantenimiento de fringílidos en jaula, se cita el hallazgo de los caballeros normandos Juan de Bethencourt y Gadifer La Sallecuando exploraron hace más de quinientos años el archipiélago canario para incorporar las "Islas afortunadas" a la corona de Castilla, siguiendo instrucciones del rey Juan II. Comprobaron entonces que los guanches mantenían en sus hogares canarios cautivos para deleitarse con su canto, e importaron estos ejemplares a Europa donde se multiplicaron con gran rapidez.


En España se ha practicado tradicionalmente otros tipos de capturas de pájaros, no sólo granívoros, sino también insectívoros, principalmente por medio de trampas cebadas con insectos. Esta reprobable práctica venía cobrándose la vida de más de cuatro millones de pajarillos anualmente, hasta que la entrada en vigor del Convenio de Berna, y el celo y diligencia del Seprona, fueron dando al traste con semejante desatino.


En la actualidad la práctica legal del silvestrismo, es decir, de la captura sin muerte de granívoros, afecta al jilguero, al pardillo y al verderón; el resto de los fringílidos, como lúganos, verdecillos o pinzones son especies rigurosamente protegidas.
Pagan justos por pecadores


En las diferentes Comunidades Autonómicas el cerco sobre los cazadores legales con red se va estrechando y cada vez son más estrictas las prohibiciones y las vedas. Me informan de fuentes ornitológicas que los días de esta actividad están contados y que la captura de fringílidos con red está a punto de pasar a la historia.


Si ello fuera así no cabe duda de que se pondría coto a muchos excesos, como la captura masiva con finalidad gastronómica o para la exportación a otros países. Desde luego el consumo de pájaros, de los antaño populares "pajaritos fritos", no sólo es una barbaridad cultural sino también sanitaria, ya que las fuentes de contaminación por las que atraviesan durante sus largos viajes migratorios son diversas e incontrolables.


La situación legal actual en la mayor parte de las Comunidades, Madrid entre ellas, era en este momento muy diferente a la de los tiempos de las capturas masivas. Durante las últimas temporadas, cada cazador, provisto de su correspondiente licencia, sólo podía capturar un número muy reducido de ejemplares durante la breve temporada de paso migratorio. Dicen estos aficionados que, de prohibirse totalmente su actividad y terminar con su afición, habrán pagado justos por pecadores.


Se habrán terminado los concursos de canto en pleno campo como actualmente se vienen desarrollando, pero esto no quiere decir que no continúen las capturas de fingílidos, ahora de manera ilegal, con aumentos en el expolio de nidos o en la falsificación de anillas simulando que los ejemplares proceden de la crianza en cautividad.


Precisamente la cría en cautividad es la solución que proponen las autoridades conservacionistas y la Sociedad Española de Ornitología. Se trata de una simple utopía, ya que la aclimatación de fringílidos silvestres hasta el punto de llegar a anidar y reproducirse en jaula o voladora está actualmente al alcance de muy pocos especialistas.


En algunos países, como Holanda, donde se crían especies muy variadas en grandes instalaciones donde los pájaros reproductores gozan de semi-libertad, se seguirán obteniendo ejemplares que se anillarán legalmente, pero alcanzarán precios astronómicos al llegar al mercado en número muy escaso.


Sería importante que en España se intentara la crianza científica en grandes instalaciones, como zoológicos o Centros de Recuperación, al menos de jilgueros, pardillos y verderones. Hace casi cincuenta años Félix Rodríguez de la Fuente me hizo una sugerencia en este sentido, adelantándose con su gran intuición a la amenaza de prohibición de la caza legal que se cierne ahora sobre los silvestristas.


Hay que reconocer que es necesario acabar con las capturas a gran escala, pero no lo es menos que el caudal de conocimientos prácticos que atesoran los silvestristas no es ni mucho menos despreciable. Conocen las necesidades alimentarias, las enfermedades, la genética y toda clase de detalles sobre las costumbres de las especies objeto de su afición. Mantener el control actual, incluso aumentando las restricciones y seguir confiando en el celo del Seprona en la vigilancia, parece mucho más inteligente y práctico que una prohibición total con la incomprensión por parte de las autoridades que los buenos silvestristas no merecen.


http://www.libertaddigital.com/opinion/miguel-del-pino/el-final-del-silvestrismo-80716/

viernes, 25 de noviembre de 2016

Los silvestristas condenan el furtivismo y la captura ilegal de aves




FOTO: By Pierre Dalous - Own work, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=19100308
FOTO: Pierre Dalous

La Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC) y la Plataforma Nacional en Defensa del Silvestrismo condenan enérgicamente cualquier práctica furtiva y, especialmente, la captura ilegal de aves en territorio español.
Ambas entidades recuerdan que la única actividad reglamentada en España para la captura de determinadas aves silvestres es el silvestrismo, cuyo objetivo es el cuidado de dichas aves para la educación al canto, concurso y posterior suelta. 
Así, el silvestrismo es una de las actividades más reguladas en España, existiendo a este respecto distintas órdenes de veda por cada una de las comunidades autónomas que enmarcan y reglamentan esta práctica y una profusa normativa europea sobre la materia que ha sido transpuesta, en parte, a la legislación nacional y que se ha traducido en la conformación de unas taxativas directrices que delimitan exhaustivamente los cupos de captura permitidos. Asimismo, el silvestrismo es una actividad sometida a unas rígidas pautas, patrones y reglas en su desarrollo, hasta el punto de que los silvestristas, durante el ejercicio de su actividad, están permanentemente geolocalizados.
seprona-aves-y-material-para-su-captura-ilegalPor todo ello, consideramos que las capturas ilegales deben ser perseguidas, siendo los silvestristas los principales interesados en denunciarlas. En el caso de la reciente información referida a unos presuntos furtivos en el bajo Guadalquivir acusados de apresar más de 800 aves para el consumo alimenticio, pudieron ser finalmente detenidos gracias a una magnífica labor de investigación de los agentes de la Guardia Civil y a la ayuda de silvestristas de la zona, quienes sospechaban sobre sobre el saqueo descrito. La Plataforma Nacional y la ONC quieren resaltar que la actuación de los presuntos furtivos, que operaban obviamente sin ningún tipo de control, no sólo es ilegal sino deplorable.
Desde la ONC y la Plataforma Nacional alertan de la posibilidad de que estos lamentables sucesos puedan incluso multiplicarse en el caso de que en algún momento se llegase a prohibir el silvestrismo en nuestro país, con lo que no concurriría en el campo la presencia de los aficionados a este arte milenario.
Por eso, tanto la ONC como la Plataforma Nacional en Defensa del Silvestrismo denuncian la injustificada e ilegítima prohibición de las capturas controladas que se ha producido en Cataluña y, más recientemente, en el País Vasco.
Ante esta situación es inaplazable que tanto el Gobierno central como la Comisión Europea establezcan un marco regulatorio adecuado para la continuación del silvestrismo en España. Una regulación que debe contemplar que se trata de una actividad necesaria para vigilar el campo y para contribuir a una protección sostenible de nuestra biodiversidad, evitando posibles maniobras furtivas sobre las aves con otros fines como el lamentable y recientemente acaecido. A esto se suma que la presencia de silvestristas en la naturaleza es favorable para el mantenimiento y la preservación de las aves y del medio en el que se encuentran.
 http://cazawonke.com/actualidad/c10-nacional/46735-los-silvestristas-condenan-furtivismo-la-captura-ilegal-aves

Los silvestristas condenan el furtivismo y la captura ilegal de aves




FOTO: By Pierre Dalous - Own work, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=19100308
FOTO: Pierre Dalous

La Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC) y la Plataforma Nacional en Defensa del Silvestrismo condenan enérgicamente cualquier práctica furtiva y, especialmente, la captura ilegal de aves en territorio español.
Ambas entidades recuerdan que la única actividad reglamentada en España para la captura de determinadas aves silvestres es el silvestrismo, cuyo objetivo es el cuidado de dichas aves para la educación al canto, concurso y posterior suelta. 
Así, el silvestrismo es una de las actividades más reguladas en España, existiendo a este respecto distintas órdenes de veda por cada una de las comunidades autónomas que enmarcan y reglamentan esta práctica y una profusa normativa europea sobre la materia que ha sido transpuesta, en parte, a la legislación nacional y que se ha traducido en la conformación de unas taxativas directrices que delimitan exhaustivamente los cupos de captura permitidos. Asimismo, el silvestrismo es una actividad sometida a unas rígidas pautas, patrones y reglas en su desarrollo, hasta el punto de que los silvestristas, durante el ejercicio de su actividad, están permanentemente geolocalizados.
seprona-aves-y-material-para-su-captura-ilegalPor todo ello, consideramos que las capturas ilegales deben ser perseguidas, siendo los silvestristas los principales interesados en denunciarlas. En el caso de la reciente información referida a unos presuntos furtivos en el bajo Guadalquivir acusados de apresar más de 800 aves para el consumo alimenticio, pudieron ser finalmente detenidos gracias a una magnífica labor de investigación de los agentes de la Guardia Civil y a la ayuda de silvestristas de la zona, quienes sospechaban sobre sobre el saqueo descrito. La Plataforma Nacional y la ONC quieren resaltar que la actuación de los presuntos furtivos, que operaban obviamente sin ningún tipo de control, no sólo es ilegal sino deplorable.
Desde la ONC y la Plataforma Nacional alertan de la posibilidad de que estos lamentables sucesos puedan incluso multiplicarse en el caso de que en algún momento se llegase a prohibir el silvestrismo en nuestro país, con lo que no concurriría en el campo la presencia de los aficionados a este arte milenario.
Por eso, tanto la ONC como la Plataforma Nacional en Defensa del Silvestrismo denuncian la injustificada e ilegítima prohibición de las capturas controladas que se ha producido en Cataluña y, más recientemente, en el País Vasco.
Ante esta situación es inaplazable que tanto el Gobierno central como la Comisión Europea establezcan un marco regulatorio adecuado para la continuación del silvestrismo en España. Una regulación que debe contemplar que se trata de una actividad necesaria para vigilar el campo y para contribuir a una protección sostenible de nuestra biodiversidad, evitando posibles maniobras furtivas sobre las aves con otros fines como el lamentable y recientemente acaecido. A esto se suma que la presencia de silvestristas en la naturaleza es favorable para el mantenimiento y la preservación de las aves y del medio en el que se encuentran.
 http://cazawonke.com/actualidad/c10-nacional/46735-los-silvestristas-condenan-furtivismo-la-captura-ilegal-aves

martes, 22 de noviembre de 2016

"El Público" de Canal Sur Radio agrede y criminaliza al Silvestrismo

Un Silvestrista en el Valle del Almanzora ha compartido un vídeo contigo en YouTube.
Ojalá y tenga la respuesta que merece. Pinchad sobre el logo de abajo si quieres escucharlo.
Creo que mañana sobre las 17:00 habrá cumplida respuesta en el mismo medio.


El programa de Canal Sur Radio "El Público" agrede y criminaliza a ...
©2016 YouTube, LLC 901 Cherry Ave, San Bruno, CA 94066

"El Público" de Canal Sur Radio agrede y criminaliza al Silvestrismo

Un Silvestrista en el Valle del Almanzora ha compartido un vídeo contigo en YouTube.
Ojalá y tenga la respuesta que merece. Pinchad sobre el logo de abajo si quieres escucharlo.
Creo que mañana sobre las 17:00 habrá cumplida respuesta en el mismo medio.


El programa de Canal Sur Radio "El Público" agrede y criminaliza a ...
©2016 YouTube, LLC 901 Cherry Ave, San Bruno, CA 94066