El Jilguero (Pájaro)

Carduelis carduelis parva (el Jilguero Parva) es la raza que Charles Vaurie (7 de julio de 1906, Beaulieu-sur-Dordogne, Francia - 13 de mayo de 1975, Reading, Pennsylvania) indica que es el que vive y se reproduce en España y Portugal. Este ornitólogo explica que existe un colorín propiamente dicho "Ibérico", al cual denomina Carduelis Carduelis Parva, para diferenciarlo de él que vive en el resto de Europa (que también migra a la península para hacer invernada), este migra (nuestro colorín) al norte de África a través del estrecho de Gibraltar.Las diferencias morfológicas más visibles son las relativas a los colores, el parva los tiene más vivos, el pico más corto y puntiagudo, el cante más melodioso y el carácter menos agresivo. (A este ornitólogo también le gustaba más el colorín Iberico) por lo que se lee. Medidas básicas: Longitud = 10,5-13,5 cm ; Envergadura = 21-25,5 cm.; Peso = 14-19 g.; Ciclo de vida = 8-10 años (en cautividad)

Anfotericina b

Anfotericina es un antibiótico y antifúngico extraído del Streptomyces nodosus, una bacteria filamentosa, obtenido inicialmente en 1955 en el Instituto Squibb Para la Investigación Médica a partir de cultivos de un aislado de streptomycete obtenido en el suelo del río Orinoco en la región de Venezuela. Tiene una constitución química poliénica (heptaeno), y contiene además una hexosamina (micosamina), grupos ácidos (ácido carboxílico) y básicos (amina primaria). Es insoluble en agua y en la mayoría de los disolventes orgánicos. Existen dos formas químicas: la anfotericina A, sin aplicación clínica y químicamente de configuración macrólida, y la anfotericina B.1​ Su nombre se origina de las propiedades anfotéricas del producto químico. (wikipedia)


Anfotericina b

Anfotericina b


La amfotericina B es un antibiótico antifúngico de uso parenteral y oral obtenido por fermentación del Streptomyces nodosus, un actinomiceto del suelo. El amfotericina B está químicamente emparentada con la nistatina, siendo un antibiótico poliénico. La denominación se este antibiótico se debe a sus propiedad anfóteras, debidas a la presencia un un grupo ácido y de un grupo amino, lo que permite que el producto sea relativamente solible en agua.

In vitro, la amfotericina B es activa contra muchos hongos patógenos, incluyendo Acremonium sp., Aspergillus fumigatus, Blastomyces dermatitidis, Candida albicans, Candida guilliermondi, Candida tropicalis, Coccidioides immitis, Cryptococcus neoformans, Fusarium sp., Histoplasma capsulatum, Mucor mucedo, Rhodotorula spp., y Sporothrix schenckii.

En un estudio in vitro se observó sinergismo frente a Fusarium de la combinación amfotericina B y azitromicina. Igualmente la combinación de amfotericina B y rifabutina ha mostrado ser sinérgica frente Fusarium y Aspergillus. Algunos protozoos que son sensibles son Leishmania braziliensis, L donovani, L. mexicana, y Naegleria fowleri. Ocasionalmente, la Acanthamoeba castellanii y A. polyphaga son susceptibles a la amfotericina B. La mayoría de las cepas son inhibidas por la amfotericina B a concentraciones de 0,03-1,00 mg/ml. La anfotericina B tiene una baja o nula actividad contra bacterias y virus.

No se conoce el metabolismo de la amfotericina B. Pequeñas cantidades del fármaco se excretan en la bilis. Entre el 2 y 5% de eliminan por vía renal de forma muy lenta. La semi-vida de eliminación en el adulto con la función renal normal es de 24 horas, pero después de un tratamiento crónico, la semi-vida de eliminación puede alargarse hasta los 15 días. La semi-vida de eliminación de la amfotericina B es muy variable en neonatos y en pacientes pediátricos. Se detecta la amfoterina B en la sangre 4 semanas después de la interrupción del tratamiento y en la orina hasta 8 semanas después.


La Anfotericina B se ha asociado como tratamiento ideal por parte de los aficionados a la cría de aves con una enfermedad de la que también todos hablan pero muy pocos han diagnosticado y documentado científicamente. Hablamos de las Megabacterias.

Núcleo zoológico de fringílidos Julián Rodríguez

Mi foto
Aviario el Jilguero Parva. Somos Núcleo Zoológico de Fringílidos (Carduelis Carduelis Parva). (Hobby sin ánimo de lucro) Practico la Zoocria, la cría en cautividad de animales bajo condiciones de vida controladas que puede ser utilizada para recuperar especies en peligro de extinción, como actividad personal sin ánimo de lucro o con fines comerciales. Para practicar la Zoocría, debe de conocerse la biología y el ciclo de vida de la especie a criar, para así poder imitar sus condiciones de vida natural e intentar adaptarlas a la cautividad. Según el tipo de animal, variará la infraestructura y el espacio necesario para dicha especie. Cuando se va a practicar la Zoocria, hay que cumplir una serie de requisitos legales y dependiendo del país donde se realice; la figura legal en España para esta practica, es el Núcleo Zoológico bien sea de forma profesional o sin ánimo de lucro como es nuestro caso.